Ayuntamiento de Zizur Mayor

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

BAUTIZOS Y FUNERALES

Folclore, Fiestas, Romerías

Los bautizos se celebraban con un gran reparto de chucherías entre la chiquillería. Pero antes de bautizar, dos mujeres del pueblo procuraban, con su saber popular, que llegar a este mundo no fuera una tragedia. Ambrosia Arriola y María Izco ayudaron a muchas mujeres de Zizur Mayor a parir bien. Eso sí, en presencia del médico titular del momento. La muerte igualaba a los hombres y mujeres. Pero la Iglesia de entonces se encargaba de diferenciar a los muertos. Y es que había funerales de primera, de segunda y de tercera. Todo en función de la riqueza del difunto. A más dinero, más curas en el último adiós. Hasta nueve si se era pudiente y cuatro o menos si se pertenecía a las clases más bajas. Después del funeral, la familia se juntaba con la vecindad y se aprovechaba para departir una suculenta merienda, un tentempié que también el cura debía de saborear.