El alcalde de Zizur Jon Gondán (Geroa Bai) ha comparecido junto a representantes de las 5 fuerzas políticas de la Corporación Municipal para presentar la campaña “Aurten ez – No toca” con la que quieren reforzar el compromiso de la ciudadanía en vísperas de las que hubieran sido las fiestas patronales.

Gondán ha señalado que “las fiestas de Zizur siempre son un hito importante para finalizar el verano y dar comienzo al curso”, pero ha recordado que en este contexto socio-sanitario “hay que mostrar responsabilidad, no hay nada que celebrar”.

En cuanto al resto de representantes, el concejal de Cultura Karlos Terés (EH Bildu) ha llamado a la cordura y al cuidado colectivo. Piluka García (Geroa Bai) ha reconocido que suspender las fiestas ha sido una decisión dura pero que hay “razones sólidas” para ello.

Ana Belén Reguilón (AS Zizur) ha añadido que “si somos responsables el año que viene podremos celebrarlo el doble”. Ricardo Ocaña (PSN) ha subrayado que corresponde a toda la ciudadanía cumplir con las medidas de seguridad, “no vale que un 10% juegue con la salud de los demás”. Por último, Vincente Azqueta (NS) ha añadido que “este año no toca” y ha pedido por favor a la población que no hagan celebraciones.

Campaña para las no-fiestas
Las fiestas de Zizur estaban previstas del 10 al 14 de septiembre y fueron suspendidas en julio como medida de seguridad y de prevención ante la pandemia.

La campaña de concienciación “Aurten ez – No toca” se compone de un spot en el que han participado colectivos que colaboran en la organización de las fiestas de Zizur Mayor – Zizur Nagusia y representantes de la Corporación Municipal . La campaña también cuenta con carteles con el lema “Aurten ez – No toca”.